martes, 7 de noviembre de 2017

Martes, 7 de noviembre de 2017

*  "¿Y ahora qué?", le pregunta el sol al cielo, cuando amanece desafiante. (¿O era al revés?)

* Los desafíos no llegan a ninguna parte, salvo al gallinero.

* Dichoso el pequeño insecto sin nombre... Nada más despertar, todo su mundo es la inmensa superficie de una hoja, de una espina, de un sarmiento.

* Por si fuera poco, el insecto es el más horroroso de nuestros hermanos. Y el más inútil y el mal tenaz. Trasmite las plagas y nadie, ni el día del Juicio Final, ni el del Día de Mañana, le pedirá cuentas.

*El Día del Juicio final siempre he imaginado que amanecerá soleado y tibio. En cuanto a su extrema duración, me hace volverme a la cama. Deben de existir prórrogas para asistir al Día del Juicio Final. Hasta con un poco de suelte podremos comprar nuestra incompetencia, aunque de ello se derive que flanearemos por a tierra solo en absoluto, sin poder cometer crímenes.

* Hay gente que aprovecha las rebajas para asistir, con es debido, al Día del Juicio Final.

* Dudas: El Día del Juicio Final, ¿está uno sentado, de pie, disuelto en océanos, cielos, ciénagas...? ¿He llamado de uno en uno atendiendo al nombre o al apellido?

Más: ¿Quién prepara el catering del Día del Juicio Final? ¿Adónde se retiran los jueces para deliberar?

* La inocencia es el estado natural del Hombre que todavía conserva la túnica del ángel.